En internet se puede encontrar varias ideas para sacarle provecho a la rosada. Ahora, si quiere ser creativo en la cocina e ir más allá del condimento, en la web salrosada.com.ar, entregan propuestas saludables para probar este milenario pero desconocido producto, y que destacamos.

Sal nutritiva: Se usa para espolvorear los cereales, pastas o bien la ensalada. Es altamente nutritivo y energético. Ingredientes: 7 cucharaditas de semillas de sésamo y 3 cucharaditas de sal rosada ya líquida. Preparación: Previamente hidratar las semillas de sésamo con la sal rosada. Dejar varias horas hasta que se impregnen bien y se sequen. Luego tostar levemente las semillas en una sartén sin ningún vehículo graso. Una vez frías molerlas finamente en un molinillo de paletas pequeñas.

Mantequilla de sésamo: Para untar con pan. Ingredientes: 6 cucharadas soperas de semillas de sésamo. Agua hervida o filtrada, cantidad necesaria. 3 cucharaditas de sal rosada. Jengibre en polvo a gusto u otro condimento. Preparación: Tostar el sésamo a fuego lento, así de caliente se muele hasta obtener una pasta con la consistencia de una manteca. Se coloca en un bol y se le agregan los condimentos y el agua. Se mezcla bien con un tenedor hasta lograr una consistencia homogénea. Se conserva unos tres días en la heladera.

Jugo energizante: Ideal para quienes practican deportes y deben reponer sales minerales. Ingredientes: 3 a 4 zanahorias medianas. 1 rama de apio. 1 betarraga. 1 cucharadita de sal rosada y 1 cucharadita de aceite de lino de primera presión en frío u otro que elija. Preparación: Pasar todo por la licuadora.